Saltar al contenido

► Tarjetas de crédito: los errores que no debes cometer al utilizarlas

Tarjetas de crédito

La inteligencia financiera no llega de la noche a la mañana sino que va construyéndose a medida que tomamos consciencia de nuestros hábitos y gastos. Un hito importante en este camino es aprender a manejarse con las tarjetas de crédito. 

Ahora bien, el primer y más recurrente consejo es el uso racional de este instrumento de pago. En otras palabras, utiliza las tarjetas para cubrir necesidades y prioridades, planifica cuidadosamente tu economía. 

Sin embargo, a las deudas y sobregiros, se suman algunos descuidos que usualmente no se tienen en cuenta, al momento de utilizar las tarjetas de crédito, pero pueden causar gran daño a tu reputación con los bancos. A continuación presentamos una lista de los más frecuentes.

Tarjetas de crédito dos
Imagen recuperada de Pexels.com

Cinco errores que debes evitar al utilizar tus tarjetas de crédito

1. Pagar siempre con tarjeta

Ya lo discutíamos anteriormente, uno de los primeros errores que cometen los tarjetahabientes, es utilizar crédito para todo, y olvidarse de las otras formas de pago.

Si bien en la actualidad hay mucha renuencia a utilizar dinero en efectivo, por la crisis sanitaria, los analistas financieros recomiendan utilizar diversas formas de pago, entre les que destacan. 

  • Tarjetas de débito.
  • Pagos electrónicos.
  • Efectivo.

Según los especialistas, la tendencia de apelar siempre a las tarjetas de crédito, genera descontrol de cuentas, al aumentar la cantidad de gastos que van a pagarse después de haber consumido un producto o servicio. Entonces, para mantener el orden de tus finanzas, lo mejor es limitar su uso a las compras más grandes. 

2. Hacer siempre el pago mínimo

Otro de los malos hábitos que desarrollan los usuarios de tarjetas de crédito es postergar el pago total de tus gastos. Es decir, abonar el monto mínimo exigido por el banco y ¡Adiós hasta el próximo mes! 

Acostumbrase a cancelar solo el importe mínimo no es recomendable, pues te impide tener una proyección clara de cuando vas a saldar definitivamente tus deudas. Además, si siempre estás pagando solamente el monto mínimo, a largo plazo aumenta el costo real de la compra. Sin mencionar las posibles recargas.

Por otra parte, el postergar con frecuencia el pago de tus deudas, enciende las alarmas, en los bancos que pueden comenzar a dudar de tu capacidad de solvencia. Así que ya saben, a pagar un poco más del monto mínimo. Una buena forma de hacerlo, es establecer una cantidad de pagos para salir de la deuda. 

3. Dejar de pagar tus cuotas

Aunque parezca obvio hay que decirlo. La morosidad con las cuotas de tus tarjetas de crédito, te cortará el acceso a préstamos y otros instrumentos de financiamiento en el futuro. Cabe destacar que todo depende del tiempo en mora y la cantidad de cuotas pendientes.

4. Sacar dinero en efectivo con las tarjetas de crédito

Aunque existe la posibilidad de utilizar las tarjetas de crédito para retirar dinero en efectivo. esto  no es recomendable, porque al hacerlo terminan aumentando  los intereses y con ello, las cuotas mensuales, hasta acumular un monto que resulte impagable. Eso no significa que no puedas hacerlo cuando sea necesario, solo no lo convierta en un hábito.

5. Pagar el monto de una tarjeta con otra 

Otro error común, es recurrir a una tarjeta de crédito para pagar los gastos de otra. Tal cosa no tiene ningún sentido, implica pedir un préstamo, para saldar un préstamo, es el cuento de nunca acabar. Sin contar que los intereses, incrementarán tu deuda, para terminar pagando una cantidad mucho mayor al monto que comenzó todo el embrollo. De la misma manera, tampoco conviene solicitar nuevas tarjetas de crédito, hasta estar al día con todas las demás. 

Ahí los tienes, sigue estos sencillos consejos para planificar tus finanzas. Con un poco de suerte, te mantendrás solvente, sin dejar de darte uno que otro gusto.

Actualidad